Es el turno de la Historia

Descubrí hace tiempo que mi gusto por la historia y por viajar, iban de la mano.

Así, cada vez que tengo la oportunidad de viajar, además de buscar toda la info necesaria para que el viaje sea agradable, busco todo lo que pueda relacionarse entre la ciudad que visito y la historia.

Aquí les contaré mis experiencias al respecto.

He viajado muchas veces a Estados Unidos, ya que parte de mi familia vive allí.

En una de esas oportunidades, mi prima me cuenta que justo cuando yo iba a visitarla, tenía que llevar por un fin de semana  a su hijo a un campeonato de futbol en otra ciudad y que yo podía acompañarlos.

Mi familia vive cerquita de Filadelfia y la ciudad a la que íbamos a ir era Gettysburg.

Al tomar nota del lugar, inmediatamente vino a mi memoria el discurso de Lincoln. Ese en el que había surgido una de las definiciones universales de lo que es la democracia.

Allí fuimos. Encontré una ciudad como detenida en el tiempo de la Guerra Civil Norteamericana en cuanto a lo edilicio. Muy pintoresca.

1 gettysburg

De camino al lugar donde se jugarían los partidos de futbol que íbamos a ver, pasamos por lo que fuera el campo de batalla, donde hay monumentos en cada lugar en que se habían enfrentado –cuerpo a cuerpo- los soldados del norte contra los del sur.

2 bis otro monumento 2 getisburg

También fuimos al museo de la ciudad donde se encuentran maquetas de la batalla, elementos de la época y uniformes de los soldados.

4 getyisburg

3 getisburg

Cuenta la historia que el 1 de Julio de 1863 comenzó la batalla más famosa de la Guerra Civil Norteamericana, la cual ardió durante tres días. Las fuerzas de la Unión repelieron asalto tras asalto hasta que el General Lee reconoció la futilidad de la campaña y ordenó el repliegue de su maltrecho y derrotado ejército hacia Virginia. En tres días las bajas alcanzaron 6.000 muertos y más de 45.000 heridos y desaparecidos —el número más cuantioso de todas las batallas de la Guerra Civil.

5 muetos en batalla

(Harvest of Death Fotografía de Timothy O’Sullivan, Gettysburg, Julio de 1863, publicada en Gardner’s Photographic Sketch Book of the War, 1865–66)

Las víctimas de los confederados fueron enterrados en el sitio de la caída o en las cercanías, en tumbas masivas y superficiales. (Varios años más tarde, los virginianos trasladaron los cuerpos a sus hogares y les dieron sepultura nuevamente, muchos de ellos en un cementerio de Richmond). En cuanto a los soldados del norte, líderes locales y nacionales coincidieron en apoyar la idea de un cementerio nacional para dar entierro y honrar a las víctimas caídas en la lucha por la defensa de la Unión. Los organizadores dispusieron realizar una ceremonia para la consagración del Cementerio Nacional del Soldado el 19 de noviembre de 1863.  Invitaron a Edward Everett, el orador más célebre de la época, para que pronunciara el discurso central. Aprovechando que Lincoln pasaría por las cercanías del lugar, también fue invitado a participar acompañando el discurso principal con “unas breves reflexiones adecuadas”.

6 lincoln speach

Su  pronunciamiento  constituye uno de los discursos políticos más elocuentes de la historia de los Estados Unidos.

En él homenajeó en pocas palabras a los soldados de la Unión que habían perdido sus vidas en la batalla  y expresó que,  el sacrificio de esas vidas se debía a una causa más elevada que la salvaguardia del país.

Se trataba de una lucha por la defensa de la democracia, la abolición de la esclavitud y la expansión de la libertad individual.

Dijo “que esta nación, bajo la guía de Dios, vea renacer la libertad, y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparezca de la faz de la tierra”.

Así,  un discurso espontáneo y de pocos minutos quedó para siempre registrado en la historia  universal.

El discurso de dos horas de duración del principal orador en la ceremonia -Edward Everett- se recuerda más por su longitud que por su contenido.(http://amhistory.si.edu/docs/GettysburgAddress_spanish.pdf )

  

 El viaje lo hicimos junto a varias familias estadounidenses.

Ninguno de ellos conocía la historia del lugar.

A raíz de esto, pensé que lugar similar podríamos tener nosotros en la Argentina del que ignoráramos su existencia, y en seguida pensé en la batalla de San Lorenzo.

Pero esa historia la dejamos para más adelante!!!

 


6 respuestas a “Es el turno de la Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s